De Todo un poco...
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

El problema del Mal Ep.1 Cap. #5

2 participantes

Ir abajo

El problema del Mal Ep.1 Cap. #5 Empty El problema del Mal Ep.1 Cap. #5

Mensaje por Machucarules Mar 24 Nov - 2:48

Alonso iba caminando furioso por los pasillos de su mansión en el Reino del Jazmín, trataba de recordar cuando había sido la última vez que se puso así y la recordó, esa ocasión se había molestado con su hijo y la discusión que tuvieron dio lugar a muchas circunstancias que terminarían provocando el estado actual de su hijo: estar sumergido en un sueño del cual podría nunca despertar. Alonso pudo haber evitado todo eso, podría haber estado entonces con su hijo y seguir viviendo como siempre, pero no lo evitó y no lo haría si tuviera la oportunidad, porque seguía pensando que después de todo, él tenía la razón…
Abrió con mucha fuerza la puerta de una de las habitaciones, en ella estaba Rosalinda junto a Nora, quien se encontraba recostada en una cama, con la cara cubierta de vendas y muchos huesos rotos.
Alonso: ¡¿Qué pasó?!
Rosalinda: Dice que fue la mujer, que ella es un…
Nora: ¡Un demonio, señor! ¡Ella es un demonio!
Alonso: Estúpida… inútiles, claramente les dije que esa mujer era peligrosa, no me preocupe demasiado ¡porque se supone que ustedes saben hacer bien su trabajo!
Nora: Quizá hubiera ayudado si nos hubiese dicho antes que…
Alonso: ¡¡¡Yo no tengo porque hacer eso!!!
Rosalinda: Señor, no se altere, para la próxima vez seremos más…
Alonso: ¡Oh, cállate! Y el Fresa?!
Rosalinda: él está bien, señor
Alonso: Eso no me importa, tarada, ¿dónde estaba cuando intentaron asesinar a su compañera?
Rosalinda: Volvió inmediatamente
Alonso: Cobarde… al menos no tenemos otro herido.
Alonso se dio media vuelta y caminó hacia la puerta.
Alonso: Ah, y Rosalinda…
Rosalinda: Dígame
Alonso: No les pago para que estén en cama. Mañana mismo, se cure o no, se parará de ahí e irá a buscar a esa puta…
Rosalinda: Lo que diga, señor
Alonso salió de la habitación y Rosalinda le dio una bofetada a Nora, estaba furiosa.

Capítulo #5: El Reino de la Margarita
Entre Paco y Beto tomaron a Pilar de los brazos y la estiraron hasta que salió del hoyo, se sacudieron la ropa y se secaron el sudor de la frente, habían utilizado las herramientas para escalar que RAGASKA llevaba con él y así subieron por donde habían entrado. Les había tomado algunas horas y estaban exhaustos pero por fin lograron salir.
Carla: ¿Entonces esa manta es lo que estábamos buscando?
Beto: Sí y ha elegido a Paco.
Paco: ¿Cómo que me eligió?
Beto: Cada uno de esos poderes está destinado para un divino, si son 6 reinos en total, quiere decir que uno de nosotros tendrá 2
RAGASKA: ¿Pero cómo nos eligen?
Beto: Hay que demostrarles alguna virtud o algo así…
Paco: Y yo cuando la demostré?
Beto: Cuando trataste de salvarme aunque te estabas haciendo daño
Paco: Oh…
RAGASKA: Lo que no entiendo es… ¿por qué ese demonio no me atacó antes?
Beto: Porque tenías la manta puesta y sabía lo que le sucedería, pero nunca pensó que la manta protegiera a Paco moviéndose de un lado a otro…
Paco: ¿Y cómo funciona? :S
Beto: Protegió a RAGASKA y a Pilar mientras la usaban, así que debe proteger a cualquier ser que la utilice, pero abandonó a RAGASKA cuando tú estabas en peligro, así que creo que te tendrá preferencia a ti sin importar que otra cosa esté protegiendo…
Paco: Genial (H)
Luego de caminar un largo rato, llegaron al castillo y fueron a ver a Viridiana.
Viri: ¡Que bueno que volvieron sanos y salvos!^^
Paco: Mira lo que encontré!
Paco le mostró a Viri la manta sucia y ella puso una expresión de indiferencia.
Viri: Debió de ser muy fácil entonces…
Paco: ¡No, no lo fue!
Viri: ¿Y ya eligió a alguien?
Paco: A mí.
Viri: Maldita sea… digo, chinchero!
Viri se dio media vuelta y caminó hasta una pequeña cajita puesta sobre un buró en la orilla de la habitación. La tomó y luego la abrió, de la caja salió una pequeña luz morada que se dirigió a la manta, haciéndola desaparecer y luego entró en la palma de la mano derecha de Paco. Todos miraban sorprendidos.
Viri: Eso es para que no la vayas arrastrando y maltratando por ahí
Paco: Gracias… supongo.
Viri: No lo hice por ti, era mi obligación. Ahora si me hacen el favor de irse antes de que vengan más de esos tipos a molestar.
RAGASKA se detuvo a despedirse de sus padres, los cuales estaban orgullosos de que fuese su hijo el nuevo divino pero aun así, preocupados por lo que pudiera pasarle. Luego de una larga despedida, el grupo siguió caminando hasta que salieron por el portal, que Paco volvió a abrir. Al salir, Carla, preocupada por el tiempo que tenían, preguntó a Beto a dónde irían ahora.
Beto: Creo que lo que está más cerca es el Reino de la Margarita.
Carla: ¿En dónde queda?
Beto: El portal se abre en la pirámide del sol
Carla: ¡¿La pirámide del sol?! Hablas… hablas de la pirámide que está en Teotihuacan?!
Beto: Ajá… ¿hay otra?
Carla: Pero eso está lejísimos, nos quitará mucho tiempo llegar ahí… además, ¿cómo nos iremos?
Pilar: Yo tengo algo de dinero ahorrado, podríamos tomar un avión
Beto: Mejor en autobús, tenemos que cuidarlo para los gastos de los otros viajes…
Carla: ¿Otros viajes?
Beto: Carla, no podemos andar volando por ahí y nadie tiene el don de la teletransportación, así que tenemos que viajar como la gente común.
Carla: Pero si el Reino más cercano es allá…. Entonces dónde están los demás? En otros países?
Beto: Los reinos se encuentran dispersos por todo el mundo, creí que te lo imaginabas…
Carla: Pues no, entonces qué hacemos aquí parados? Si se trata de estar viajando de esa forma, tenemos que hacerlo rápido o se terminará el tiempo!
Carla estaba histérica, sin embargo los demás parecían comprenderla. El grupo corrió todo el camino de vuelta a la parada del autobús, el cual apareció inmediatamente como por arte de magia y fueron transportados hasta la ciudad, pasaron a un banco donde Carla y Pilar sacaron todos sus ahorros y luego se dirigieron a la central de autobuses, donde compraron boletos para el primer viaje a Teotihuacan, el cual constaba de un tour con hospedaje en un hotel y guía turística. Carla insistió en tomarlo a pesar del elevado costo y que este debía multiplicarse por 5, ya que ninguno de los otros divinos llevaba dinero. 2 horas después, el autobús partió de la Ciudad de Monterrey, eran las 7 de la tarde y Carla nunca había sentido tanta desesperación en su vida. Y este sentimiento no la hacían darse cuenta que esa podría ser la última vez que viera esa ciudad y a sus habitantes, pero a fin de cuentas no le hubiese importado porque nada de eso tenía sentido sin sus hijas, la única familia que le quedaba…

Cuando Rosalinda entró a la habitación por la mañana, Nora ya estaba levantada y vestida, casi se arrastraba al caminar por la habitación y miró con ojos (que era lo único que no tenía cubierto) de sueño a Rosalinda.
Rosalinda: Venía a decirte que fueras inmediatamente con los Divinos, ya no vas a alcanzarlos en Margarita… mejor ve al Clavel.
Nora: Haber muchacha, si voy es sólo porque quiero cobrar venganza de esa zorra, pero yo ya no trabajo más para Machuca, ni para él ni para nadie.
Rosalinda: ¡¿Quieres recordar el motivo por el que estamos aquí?!
Nora: Porque nos cansamos de estar encerrados en el Infierno, viendo cómo torturaban a esas almas y con el temor de su Alteza?
Rosalinda: ¡Libertad! ¡Libertad para los 7! Sólo había que hacer cosas tan sencillas y por fin podríamos olvidarnos de toda esa mierda y disfrutar de las riquezas de este mundo que Él se tomó la molestia de crear…
Nora: Nosotros no fuimos creados para eso y lo sabes bien, somos seres que sólo se dedican a torturar, a maldecir, a matar… esa es nuestra libertad y nuestra felicidad y no existe otro mundo para nosotros mas que ese. Deberías aceptarlo… hasta fuiste capaz de encerrar a tu propia hermana…
Rosalinda hizo un movimiento rápido con su mano y Nora se elevó hasta el techo.
Rosalinda: ¡No hables de ella como si la conocieras!
Nora: ¡Bájame!
Rosalinda dejó caer fuertemente a Nora en el suelo.
Nora: Avaricia… no intentes ser algo que no eres.
Rosalinda: Quiero riqueza y disfrutarla, también fui creada con esas características.
Nora se levantó muy despacio y salió de la habitación. Rosalinda se quedó mirando la cama y se imaginó a su hermana, temblando de frío en aquella prisión de barrotes llena de cucarachas y telarañas…

Carla despertó cuando el autobús estaba llegando al hotel Holiday Inn, eran las 6:30 de la mañana, ya había pasado otro día.
Carla: Demonios…
Carla se encargó de despertar a los demás y bajaron rápido, les informaron que el guía pasaría por ellos a las 9 de la mañana, en el lobby del hotel.
Carla: ¡No podemos esperar tanto tiempo!
Pilar: Tranquila, sólo son un par de horas
Carla: ¡Podrían estar torturando a mis hijas en ese momento, Pilar!
Beto: No lo creo, pero de todos modos, si llegamos a esa hora nos vamos a encontrar a mucha gente, lo mejor es que vayamos ahora mismo.
Pilar: Pero todavía falta un buen de camino para llegar a las Pirámides…
RAGASKA: Ir caminando nos va a tomar más tiempo
Carla: ¿Y si nos robamos un camión?
Paco: Carla, eso es ilegal y extremadamente peligroso… ¡me encanta la idea!
RAGASKA: ¿Pero cómo le hacemos?
Carla: Pilar, creo que es hora de que hagas algo por nosotros.
Pilar: Cobro
Carla: Exacto^^
Todos caminaron hacia un estacionamiento del hotel en donde estaban reunidos 8 autobuses, uno de ellos tenía las puertas abiertas y el conductor acababa de bajarse, Carla le susurró algo a Pilar en el oído y esta se dirigió hacia donde se encontraban los 8 chóferes platicando y tomando café. Los demás vieron que Pilar había acaparado la atención de todos ellos y mientras se reían y le ofrecían un poco de café, los Divinos se escabulleron hasta el autobús abierto y entraron, las llaves estaban puestas.
Carla: ¿Saben manejar?
Los demás: No
Carla: Bien, yo manejo… tiene muchos botones, espero que sea parecido…
Paco dio un chiflido a Pilar y Carla dio la vuelta a las llaves, pisó el acelerador y los chóferes entraron en pánico. Pilar corrió hacia el autobús y Carla se detuvo un instante, entre los demás ayudaron a Pilar a subir pero los chóferes se acercaban corriendo hasta que a uno pareció ocurrírsele seguirlos en otro autobús, Beto lanzó una bola de fuego a cada uno y estos comenzaron a incendiarse, los hombres miraron sus autobuses, luego al que se iba y dirigieron unas cuantas palabras a los Divinos.
Paco: ¡Las de ustedes!
Pilar: ¿Dónde aprendiste a manejar estas cosas?
Carla: No sé :S pero no es tan difícil como parece…
El autobús se apagó y siguió apagándose cada 5 minutos por la siguiente media hora hasta que Carla se acostumbró.
Llegaron a Teotihuacan a las 7:40 de la mañana, rebasando cualquier límite de velocidad y sin ningún problema, se estacionaron en donde vieron a los demás autobuses y un hombre se acercó, llevaba un uniforme y una plantilla en las manos.
Paco lo recibió con un puñetazo en la cara, que lo hizo irse de espaldas y desmayarse, luego salieron corriendo por un sendero que les indicó Pilar, el cual conocía por su visita hace algunos años al lugar.
Entonces, por fin la vieron, los rayos del sol le daban a la cima directamente, quedaba junto a un camino rodeado por pequeñas pirámides y algunas personas caminaban hacia ella.
Pilar: Ese caminito es la Calzada de los Muertos y esa es la Pirámide de la Luna y allá está la pirámide del Sol…
Carla: ¡Vamos!
RAGASKA: Pero hay personas…
El grupo corrió por la Calzada de los Muertos y alcanzó a un grupo de personas que parecían ser los únicos ahí, aunque en la Pirámide de la Luna había unas 5. Comenzaron a caminar un poco más atrás que ellos que ya estaban subiendo los escalones para llegar a la cima de la pirámide.
Beto: Cuando llegan allá arriba…
Carla: …cierran los ojos, sí.
Paco: Y no verán el Triángulo Sagrado así, aunque de todos modos los mortales no ven el portal…
RAGASKA: Entonces en cuanto lleguemos arriba y cierren, abro el portal como me enseñó Paco hace rato y entramos.
Todos: Ok
Comenzaron a subir un poco aprisa para alcanzar a los demás y en el camino, Carla preguntó a Pilar:
Carla: ¿Por qué cierran los ojos?
Pilar: Piden un deseo, dicen que si pides un deseo en la cima de la Pirámide del Sol, se te cumple.
Carla: Oh…
El grupo, que constaba de unas 20 personas, llego a la cima y se concentró en el centro de la pirámide, todos cerraron los ojos, hasta Carla, quien aprovechó la ocasión para pedir su deseo: Volver a ver a sus hijas y entonces, sintió que alguien la jalaba del brazo, era Pilar. Frente a ellas estaba el portal abierto y RAGASKA ya estaba dentro.
Pilar: No puedo entrar sin ti…
Beto y Paco entraron y ellas fueron detrás tomadas de la mano. El portal se cerró a sus espaldas y al parecer, nadie notó nada.
Ahora se encontraban frente a un puente levadizo pequeño que les guiaba hasta un umbral que parecía ser la entrada al reino de la Margarita, ya que sobre él tenía la estatura de la Flor hecha de cobre. El puente estaba abajo y pudieron cruzar con facilidad, al entrar encontraron casas que habían sido quemadas recientemente, con los techos destruidos, personas tiradas a lo largo del reino, animales muertos y lo peor de todo: partes de cuerpo humano tiradas por todas partes.
Carla recordó al pie que vio al salir del sótano de su casa, el día en que sus hijas fueron secuestradas y supo que se trataba de las mismas personas.
Beto: Llegaron primero…
RAGASKA: ¿Crees que se hayan llevado el poder?
Beto: lo dudo mucho pero debemos buscarlos…
¿?: E-esperen…
El grupo se detuvo y caminó hacia uno de los cuerpos que estaba boca abajo y al cual le faltaba un brazo y una pierna, la cara estaba bañada en sangre y tenía rasguños en el pecho.
Bustos: Yo soy…el mandatario de este Reino… ellos… llegaron en la noche y… destruyeron todo… son 2… una mujer de cabello oscuro y un hombre muy gordo que come… come…
La voz se le partió y comenzó a sollozar.
Carla: Lo sabemos, nos puede decir dónde están?
Bustos: Me roba-ron el po-poder pero no saben cómo utilizarlo… están en… la Catedral…
El hombre apuntó a hacia la izquierda del reino donde se alzaba una Catedral del estilo renacentista donde también se alcanzaba a ver una escultura de una margarita pintada de amarillo debajo de la enorme campana.
Bustos: Por favor… que no se lleven… el poder…
Carla: No se preocupe, los detendremos
Carla espera creer en sus propias palabras pero quería conseguir el poder lo más pronto posible y no podía esperar…
El grupo corrió hacia la catedral que parecía intacta, entraron con Carla por delante, abriendo las enormes puertas de un golpe. Dentro había 2 hileras de bancas y al fondo un altar donde estaba recostada una mujer de cabello negro y a su lado había un hombre muy gordo que se lamía los labios.
Vero: Parece que ya llegaron…
La mujer se levantó y se sentó en el centro del altar, Pilar se dio cuenta que la cruz detrás de ella estaba al revés, el hombre junto a ella tomó el cáliz del vino y se lo comió.
Pipe: Que bueno, ya tenía hambre…
Beto: Háganos esto fácil y entréguenos el poder…
Vero: ¿El poder? ¿La piedrita esa inútil que le quitamos al tipo sensual que trató de corrernos? Creo que se la di a Gula, qué hiciste con ella?
Pipe: …Me la comí Razz
Vero: Ups, se la comió
Carla:… ¡¿QUÉ?! O_O


Última edición por Machucarules el Dom 6 Dic - 17:02, editado 1 vez
Machucarules
Machucarules
HOKAGE
HOKAGE

Cantidad de envíos : 333
Edad : 29
Localización : Ciudad de Clow,Machucalandia
Fecha de inscripción : 23/02/2008

http://www.fotolog.com/machucarules

Volver arriba Ir abajo

El problema del Mal Ep.1 Cap. #5 Empty Re: El problema del Mal Ep.1 Cap. #5

Mensaje por pako_tigres Mar 24 Nov - 3:48

ay no no D:
pipe se la come Very Happy
neh estuvo mas chico el anterior este no me gusto

pako_tigres
Jounin
Jounin

Cantidad de envíos : 128
Edad : 29
Localización : en mi kasa
Fecha de inscripción : 11/09/2008

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.