De Todo un poco...
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Eterna Oscuridad Cap 5

2 participantes

Ir abajo

Eterna Oscuridad Cap 5 Empty Eterna Oscuridad Cap 5

Mensaje por Gaara Jue 26 Nov - 21:50

V


Rápidamente entraron todos a la casa de Kate después de escuchar tal estruendo, al entrar la vieron tirada inconsciente.
Pilar: Rápido!! Llamen a una mierda!!
Ricardo: Ustedes háganlo!! Hay que atrapar al maldito que hizo esto no debe estar muy lejos
Machuca: También habrá que llamarlos a ellos verdad U_U
Mariano: Yo la lle…
Pago cargó a Kate y se la llevó a donde la ambulancia no tardaría mucho
Mariano: Esta bien tú la llevas
Beto: Esto no debería estar pasando
Madison: Todo lo que creíamos esta mal
Jessica: Esto no se puede poner peor
Viri: Jajajajajajajajajajaja
Todos: ¡¡Cállate!!
Kerry: Detective Allison Kerry, quedan todos detenidos
Todos: ¿Qué wey? O.o
Kerry: Ja era una broma
Beto: No hay tiempo para bromas, ella esta muriendo
Kerry: No te preocupes, ya la llevan a un hospital ahí harán lo que puedan
Pilar: Jajaja zorras y eso de qué va a servir
Kerry: Necesito que me cuenten todo lo que saben
Vero: dos más dos da cuatro mmm y ya
Kerry: Sobre lo que pasó hoy ¬¬
Machuca: No mucho, Kate se tardó mucho y le hablamos por teléfono no colgó bien y dejo el teléfono en la mesa, entonces escuchamos como decía que la luz se había ido, y comenzó a hablar con alguien que no era Luisa (su hermana) nos preocupamos y vinimos lo más rápido que pudimos, el interruptor de la luz estaba apagado Pako lo encendió y entro corriendo y gritando entonces oímos el balazo llegamos y encontramos a Kate tirada, les llamamos a ustedes y a la ambulancia que vino por ella
Kerry: ¿Creen que halla visto a su agresor?
Mariano: Esta tan ciega como yo, pero tal vez sí
Kerry: Esperemos ver si sobrevive
Jessica: Como que “si sobrevive” tiene que sobrevivir
Kerry: Bueno si, pero me refiero a que dudo mucho que halla pruebas como siempre
Rigg: La bala puede ser una prueba
Kerry: Sí, no lo había pensado
Rigg: Tú siempre piensas en todas las posibilidades
Kerry: Se me debió pasar ^^
Rigg: Bueno chicos ya saben lo de siempre, váyanse y no le digan nada a nadie sino ustedes serán los culpables, nosotros nos encargaremos del resto
Jessica: O sea que seguirán sin protegernos Sad
Rigg: Pues sí, saben que no podemos hacer eso son las ordenes no podemos proteger a civiles que no sepamos que corran un riesgo
Jessica: PERO NOSOTROS SI CORREMOS UN RIESGO!!!
Rigg: Pero no hay pruebas, nadie los ha amenazado directamente ni ha tratado de matarlos
Beto: Y todos los muertos qué?
Kerry: Desde antes que los mataran nadie trató de hacerlo no hay pruebas de que quieran matarlos también a ustedes
Ricardo: Entonces nos protegerán hasta que nos traten de matar u_u?
Kerry: Exacto ya entendieron
Mariano: Que mierda es la policía ¬¬
Pilar: ¿Entonces protegerán a Kate?
Kerry: Eso creo, si sobrevive claro ^^
Machuca: Todo esto es una mierda u_u
Viri: Jajajajajajajajajajajajajajaja
Todos: ¡¡Cállate!!

¿Estas sufriendo? Eso es lo que quiero. Que sientas el dolor, que detestes tu vida, que odies a todos y te vuelvas en su contra, que te quedes solo, que la sangre hierva en tu cuerpo, que tus amigos se vuelvan enemigos y que no desees más que sufrimiento a quien te rodea… ¿Deseas que todo cambie? Lo siento… es muy tarde.

Paco se pasaba todos los días en el hospital (solo habían pasado dos, pero fueron todos) estaba totalmente deshecho y nada, absolutamente nada de lo que cualquiera pudiera decir podría reanimarlo, el “pero al menos sigue viva” hasta lo ponía peor, se culpaba por no haber llegado antes y por más veces que le repitieran que no era su culpa no lo asimilaría de otro modo.

¿Y sabes que es lo peor de todo? Que crees que tus amigos es todo lo que tienes ahora y que son los únicos que te entienden… Alguien te esta mintiendo ¿Sabes quién?
Y aquellos que no mienten… ocultan cosas. Ja ja ja y tú creyendo que aun tienes a tus amigos…


Mientras tanto Vero se ponía (milagrosamente) a pensar. Sabía que algo andaba mal con todo y creía saber que sabia (¿eh?) lo que sucedía… algo se lo había dicho, tenía la respuesta frente a sus ojos pero no podía verla. Ya se había dicho la respuesta pero lo había olvidado… Olvídalo, jamás vas a descubrirme, te esfuerzas en vano… y si lo consigues ¿Sabes qué pasará contigo…? Entonces trató de recordar aquella noche en que (creía) todo había comenzado…
Vero: zorreando voy… por la calle voy chalalala ♫♪♫♪ ¿¡Qué es eso wee qué es eso!? Mira nada más si son las zorras de Machuca, Pilar, Mariano y… ¿Mariza?
Mariano: ¡Rápido puta!
Machuca: Eso intento, pero esto no me agrada para nada
Pilar: Ay ni que la fuéramos a matar o algo así
Vero: ¡Zorras! Soy yo, la zorra
Ellos estaban frente a la calle pero ella no podía cruzar por que (según ella) había muchos carros… o por lo menos eso se imaginaba por que no podía ver pero prefería no arriesgarse a cruzar.
Vero: ¿Son ustedes verdad?
Pilar: emm somos unos gays
Vero: Por eso puta, pero ustedes
Machuca: Creo que es homofobica XD
Vero: ¿Yo? Claro que no mashu!
Mariano: Es maaalaa… lánzala y vámonos!
Los cuatro comenzaron a correr y Vero veía como se alejaban entonces trató de ir a alcanzarlos pero se movían con gran velocidad como si tuvieran miedo de algo y tratarán de escapar de eso que los aterraba.
Entonces lo escuchó.
La explosión sonó ruidosamente hasta donde ella se encontraba y eso que se había alejado lo suficiente para ni siquiera distinguir de dónde provenía dicha explosión solo podía ver el rojo de las llamas saltar al aire como tratando de avisar que algo horripilante había ocurrido en esa casa.
Miró pasmada el resplandor que alumbraba la calle alcanzándola levemente, se cayó hacía atrás de la impresión y se quedó perpleja.
“Fue el día del cumpleaños de Viri, ahora me acuerdo” dijo ya en la realidad. No sabía cómo ni por qué, pero estaba segura que eso había comenzado todo. ¿Intuición? ¿Razonamiento? No sabía muy bien qué era, pero estaba segura que eso se relacionaba con todo lo que ahora sucedía. Tenía que descubrir quién vivía en esa casa y por qué esos cuatro habían estado ahí ese día, si es que eran ellos.

Te acercas a la verdad, no te lo recomiendo ya que en el momento en que descubras lo que sucede no podrás contárselo a nadie… y no solo eso, tampoco podrás contar nada nunca más


Era lunes de nuevo, una nueva semana “la última para uno de ellos” dijeron.
Uno de ellos.
Tenían miedo y nadie los culpaba, pero no podían hacer nada estaban totalmente desesperados, se sentían frustrados, cansados, agobiados… se sentían de muchas formas, menos bien.
La lista había sido un error total y lo sabían, poco a poco habían tomado distancia unos de otros, quizá no mucha pero si era notoria. Quizá se debía a que sentían mucha desconfianza de todo y de todos… quizá también por esas largas pláticas con la policía.
El profesor llegó y dio su esperado discurso semanal, los demás lo habían tomado ya como algo sin importancia lo que asombraba a los miembros de la “Z crew” lo que no los asombraba era la indiferencia con la que lo había dicho su maestro, era evidente que la última junta había logrado el objetivo por lo que fue hecha, y no era ese en el que los padres pagarían por unas remodelaciones (que evidentemente nunca llegarían), su objetivo era otro, más perverso y más malvado.
Machuca: No creen que deberíamos hacer algo?
Mariano: Cómo qué?
Machuca: Pues no sé… pero hay que dejar de estar así…
Ricardo: Es que ya no hay nada que hacer… mas que esperar a que Kate… bueno ella debe saber algo
Mariza: A…
Mariano: No, eso es ridículo Mariza, cómo vamos a ponernos a investigar nosotros? Qué lograríamos?
Jessica: La policía no ha encontrado nada, nosotros menos
Beto: Pero Mariza tiene razón… No nos podemos quedar así
Mariz...
Pilar: Sí! Esa puta tiene mierda! No podemos esperar a que vengan y nos maten!! Tenemos que hacer algo!!! [zorriner: =)] algo que sirva!!!
Machuca: Opino que sigamos el plan de Jessica y le pongamos una trampa
Madison: El problema es que no sabemos quién sigue
Jessica: Sigue Machuca…
Machuca: Yo?
Mariano: Por qué dices eso?
Jessica: No lo sé… hay cosas que simplemente se saben, no se necesita una razón
Nadie dijo nada por un momento, sólo se quedaron ahí quietos mirándose unos a los otros. Lentamente cada quien se fue alejando a su lugar y no hablaron por el resto del día…

Esa misma tarde del lunes Beto se encontraba haciendo algo sin importancia, una tarea que, él sabía, importaba una mierda pero que de alguna forma le servía para atenuar su miedo y en cierta manera olvidarse por un momento de Kate por quien, hiciera lo que hiciera, siempre rezaba aunque fuera algo pequeño.
¿Duele, verdad? Odia al mundo, ellos te han quitado todo eso.
Se hallaba solo en su casa, sus padres habían salido por algún motivo que el desconocía y que no le importaba, su hermano también estaba fuera de casa, no se preguntaba dónde por que no le interesaba.
En ese momento las luces de su casa se fueron y todo quedó a oscuras “¿Oscuridad? Son las cinco de la tarde… no es posible” se dijo en medio de la negrura de su habitación.
Salió y empezó a buscar algún indicio de que lo que ocurría en realidad «no estaba ocurriendo». Las puertas estaban totalmente selladas por dentro lo que causo cierta inquietud en él, había tablas clavadas en las ventanas por fuera y por dentro. ¿Cómo era posible? Hace unos minutos todo estaba diferente ¿No? Eran las cosas que se preguntaba mientras trataba de hallar una salida. Sacó su celular al darse cuenta que no encontraría ninguna y marcó el primer número en su lista de contactos.
Escuchó un “El número que usted marcó…” en la bocina de su celular y canceló la llamada, comenzó a buscar otro número que pudiera ayudarlo.
Veía desfilar los nombres en su lista pero creía que ninguno le ayudaría.
Entró una llamada.
Al parecer tenía el número de quien llamaba guardado en su celular ya que no aparecía ningún número sino un nombre “Nadie te ayudará” decía el nombre del contacto que llamaba, se asustó pues no recordaba algo así en su celular pero algo dentro de él le decía que contestara y así lo hizo.
Cuando acercó su celular a su oreja, ya aceptada la llamada, este comenzó a derretirse quemándole la mano.
Trató de despojarse del aparato pero parecía haberse pegado a su piel, su mano quemaba cada vez más con ese liquido hirviente en el que se había convertido su celular, volteo su mano hacia el suelo y el liquido empezó a caer hecho una hebra con una lentitud que a Beto se le hacía horrible.
Gritó con todas sus fuerzas por el dolor, pero no oyó nada.
No sabía con seguridad si eran sus oídos los que no escuchaban o su voz la que no sonaba.
Concluyó que era su voz pues un momento antes había escuchado su celular sonando, pero su celular ahora era una hilo hirviendo cayendo por su mano ensangrentada, así que cualquier cosa podía ser posible.
Corrió hacia su baño para lavarse la mano y cuando abrió el lavabo no era agua lo que salía era un acido amarillento que no hizo sino incrementar su dolor y su sangre.
Quitó su mano casi al instante pero igual sentía un insoportable sufrimiento, ya hasta Kate se le había olvidado, sólo podía pensar en todo lo que le sucedía que se le hacía muy irreal. Se preguntó por qué si la llave tenía acido en lugar de agua esta no se veía afectada, rápidamente se respondió que no le importaba. Abrió la llave de la regadera, sin poner sus manos, esperando encontrar más acido pero está vez no era acido lo que salía, tampoco agua, era un líquido pastoso de un color uniforme: Rojo.
Con unas manos temblorosas contempló eso con mucho asombro, miró sus manos y brazos, sus venas estaban muy marcadas y parecía haber cierto movimiento dentro de ellas. Comprendió lo que sucedía mientras una debilidad se apoderaba de él, ese pequeño chorro incesante de líquido era sangre, su sangre.
Cerró la llave rápidamente mientras se sentía agobiado por la pérdida de sangre. Caminó unos pasos afuera del baño y se tiró desesperado, sintiéndose impotente y frustrado empezó a llorar y en seguida se sintió horrible.
Sus lágrimas no eran esas típicas gotas de agua salada que sale de quien llora sino hielo con forma de medio corazón al revés, “Lo único normal hasta ahora” pensó mientras acercaba su mano para quitársela pues le molestaba el frío que le empezaba a producir, pero cuando trató de quitarla se dio cuenta que estaba pegada, desesperado la arrancó con mucha fuerza y se llevó parte de su piel. Gritó sin oír sonido alguno nuevamente, ahora que lo recordaba tampoco había escuchado el sonido del líquido al caer, se dio cuenta que ni siquiera había ruido en sus pasos.
Comenzó a sentir mucho calor, no del calor que se siente cuando una persona se excita sexualmente sino el calor que puede producir el fuego, el sol, ese calor que quema lentamente, que agobia, que desespera…
Su casa era como un horno y el estaba en medio de todo, las cosas a su alrededor comenzaban a derretirse, incluso creyó sentir que a sus piernas les ocurría lo mismo que a sus cosas.
Cuando estaba seguro de que ese sería su fin, se dijo que al menos no lo había alcanzado ese que los mataba uno por uno, en cierta forma le había ganado.
Resignado bajo su cabeza esperando la muerte…
Alzo su mirada de inmediato al sentir una presencia, alguien lo observaba en algún lugar de su «horno-casa». Fijó la mirada en un punto y fue cuando contempló lo más horripilante de todo…

En un lugar muy alejado de donde Beto vivía Jessica despertó sudando y llorando.
Se sentía muy mal, estaba muy exaltada y desesperada.
Por alguna razón deseaba con muchas ganas ver a Beto una vez más, quizá se debía a que ya extrañaba a su amigo o quizá a la horrible pesadilla que acababa de tener…
Se vistió rápidamente, más que pedir permiso, avisó a sus padres que saldría sin esperar una aprobación del “permiso”. No tenía licencia de conducir y esperar por un camión se le hacía horrible, tomó un taxi y le dio la dirección de Beto.
Mientras esperaba y apuraba al conductor marcó el número del celular de Beto con la esperanza de que contestara.
No contestó.
Al llegar a la casa de Beto no pudo evitar las lágrimas que se precipitaron de sus ojos al verla rodeada de policías, algo malo había pasado sin duda y sólo esperaba que Beto se encontrara bien. Le dio un billete que excedía por mucho la tarifa que el taxi marcaba pero no esperó el cambio, corrió rápidamente hasta la cinta amarilla que rodeaba la casa de su amigo donde había un policía que ella no conocía.
–¿Qué ha pasado? ¡Déjenme pasar!– dijo Jessica con brusquedad al tiempo que trataba de cruzar la cinta mientras el policía la detenía.
–Lo siento, señorita. No puede pasar –respondió el policía desconocido.
–Pero mi amigo está ahí dentro, aquí vive… ¡Al menos dígame que ha pasado maldita sea! –gritó de una forma que asustaba.
–Aun no lo sabemos, pero hay posibilidades de un ataque terrorista
–¿Ataque terrorista? ¡Eso es una puta mentira! ¡Es mentira!
–Cálmese por favor
–¿Jessica Nuño? –preguntó otro policía que Jessica tampoco reconoció desde más atrás.
–¡Sí, soy yo! –dijo casi con euforia.
–Déjala pasar
Rápidamente Jessica se confió de aquel hombre que la había ayudado y lo alcanzó mientras seguía caminando y se fue caminando junto con él.
–¿Qué ha pasado, señor?
–En realidad, nada –dijo con cierto tono que a Jessica se le hizo muy formal
–Entonces, ¿Qué es todo esto?
–Sé que les habían comentado que la protección no se puede dar a civiles sin riesgo –dijo mientras ponía una mano para detener el reclamo de Jessica. –Pero ustedes si corren un riesgo, los ayudaremos
–Entonces ¿Beto está…?
–En perfecto estado, pero muy asustado.
Se sintió muy aliviada y por primera vez desde que despertó, se permitió sonreír.
Llegaron a una camioneta que más que de policía parecía una ambulancia aunque no tenía nada escrito.
–Déjenme verlo
La camioneta tenía dos puertas por la parte trasera que la abrían completamente, el hombre abrió una un poco y subió dejando a Jessica abajo.
–Joven Avilés, su amiga ha venido a verlo –escuchó Jessica desde dentro.
El hombre bajo y dejó subir a Jessica.
Ella sonriendo subió y vio a un hombre vestido de blanco que le pareció un doctor, estaba al lado de una camilla.
La camilla estaba vacía.
Una mano cubrió su nariz y sus labios, que aun sonreían.
Gaara
Gaara
Kazekage
Kazekage

Cantidad de envíos : 287
Edad : 30
Localización : en mi casa... donde mas??
Fecha de inscripción : 17/02/2008

https://grupot.forospanish.com

Volver arriba Ir abajo

Eterna Oscuridad Cap 5 Empty Re: Eterna Oscuridad Cap 5

Mensaje por pako_tigres Jue 26 Nov - 22:40

ay no no no pude leer nada ¬¬
pero si entendi
me gusto me gusto
aunque tengo que leer otra vez los capitulos
para recordar todo

pako_tigres
Jounin
Jounin

Cantidad de envíos : 128
Edad : 29
Localización : en mi kasa
Fecha de inscripción : 11/09/2008

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.