De Todo un poco...
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

El Deseo (Capítulo 3) [End]

3 participantes

Ir abajo

El Deseo (Capítulo 3) [End] Empty El Deseo (Capítulo 3) [End]

Mensaje por Machucarules Sáb 25 Abr - 22:07

Dirigí mi mirada hacia la pelea, luego miré a Erika de nuevo, nuestras miradas se cruzaron por un momentos, casi pude sentir su dolor como si fuese mío con sólo ver sus ojos cubiertos de lágrimas. Dio media vuelta y se fue corriendo, decidí olvidarme de los dos que se revolcaban en el suelo y fui tras ella. Traté de alcanzarle, grité varias veces su nombre pero ella siguió huyendo, por suerte se tropezó en medio del jardín de la preparatoria, me acerqué a ella y traté de ayudarle a levantarse, pero me apartó con su mano, se puso de pie por si sola y me miró.
-¿Qué quieres? –preguntó limpiándose las lágrimas.
-Hablar, sobre lo que viste.
-No hay de que hablar, todo está muy claro.
Volvió a dar otra media vuelta y caminó, la sujeté del brazo.
-No, no. Por favor, tienes que escucharme. Sólo escúchame.
Se detuvo, yo di un suspiro y le pedí que me esperar un momento. Fui corriendo al salón y saqué mi mochila, volví con ella y comencé a buscar la rosa.
-¿Recuerdas la rosa de la que te hablé?
-Saúl, no tengo tiempo para tus sueños tontos.
Entonces me pinché el dedo con una de las espinas, la tomé y se la mostré a Erika, pero me llevé una gran sorpresa.
-¡Está marchita! Pero hoy en la mañana estaba…
-Adiós, Saúl –dijo mientras seguía caminando.

Capítulo #3: “El Precio”
Los pétalos de la rosa estaban esparcidos en el interior de mi mochila, en la rosa sólo quedaban unos cuantos. Lo que significaba que el precio había sido tomado.
Seguí a Erika de nuevo y puse mi mano en su hombro, ella volvió a mirarme muy molesta.
-La balanza dijo que cuando la rosa se marchitara, el precio por mi deseo habría sido tomado… lo que ocurrió con Omar puede tener algo que ver con esto.
-Supongamos que te creo. Entonces… ¿De verdad eres tan egoísta?
-¿Egoísta? –repliqué.
-Sí, pedir un deseo así fue demasiado egoísta. No puedes obligar a alguien a sentir amor por ti, las cosas no funcionan así.
-Pero yo no lo obligué…
-Pero tu deseo sí, eso que Manuel siente por ti no es amor. El amor es algo espontáneo, algo que nace por si solo y no que alguien más crea. Cualquier cosa que hayas pedido hubiese sido menos egoísta que eso.
-Lo solucionaré –dije mirando la rosa de nuevo- estoy seguro que todo esto tiene que ver con la balanza.
-¿De verdad quieres solucionar esto?
-Obvio.
-Entonces aléjate de Omar, aléjate de nosotros y déjanos en paz, así puede que se olvide de ti.
Sus palabras me hirieron pero tenía razón, quizá si me alejaba de él… ¡No! Debía haber otra solución, otra manera…
Erika se fue y luego vi como Omar y Manuel eran llevados a la dirección por el prefecto. Ambos fueron suspendidos 2 días. Pasé lo que restaba del día pensando en lo que podía hacer, recordando las palabras de la balanza, según ella, había cosas que yo podía hacer para detenerla pero el deseo ya había sido cumplido ¿no era demasiado tarde?
El teléfono sonó, era Manuel, parecía molesto.
-¿Cómo estás? -pregunté jugueteando con el cable de la bocina.
-Me castigaron y me dieron un sermón. Además de que un imbécil trató de besarte ¿Cómo quieres que esté? –respondió furioso.
-No fue mi culpa, no tienes por qué hablarme así.
-Tienes razón, perdóname –dijo tratando de calmarse.
-Voy a hablar con Omar, lo solucionaré, estoy seguro que todo esto es una confusión.
-No, Saúl. No vas a hablar con ese tipo otra vez ni nunca más –dijo con tono mandón.
-¿Qué dices? –Pregunté molesto- yo puedo hablar con quien yo quiera.
-Sí, menos con él. Si lo haces significa que quieres demostrarle que tiene oportunidad.
-¡Eso no es verdad!
-Así es como yo pienso, Saúl. No quiero que hables ni estés con él a solas otra vez, podría intentarlo de nuevo y no siempre voy a estar ahí para detenerlo.
-Manu, Omar es mi amigo…
-Y yo soy tu novio ¿Qué te importa más?
-¿Qué me importa más? –pensé. Mi cabeza no fue capaz de encontrar la respuesta, ¿qué era más importante? ¿Qué?
-Saúl, entiéndeme. No puedo permitir que alguien trate de alejarte de mí.
-Y yo no puedo permitir que alguien trate de alejarme de mi amigo.
-¡Él ya no te ve como un amigo!
-Lo siento, tengo que colgar.
Colgué y me recosté en la cama. Seguí pensando, quizá Erika y Manu tenían razón, tal vez la única manera era que me alejara de Omar. Seguí con esa idea hasta que me quedé dormido. De nuevo estaba en aquel cuarto, la balanza seguía ahí.
-Has vuelto –dijo la voz resonando en todo el cuarto.
-No fue mi intención volver, no se como lo hice.
-De alguna forma sabía que volverías ¿Tienes otro deseo?
-No, es sólo que… no estoy conforme.
-¿No estás conforme? Pero si concedí tu deseo. Hice exactamente lo que deseaste.
-Pero el precio. ¿Cuál fue?
-Eso es sencillo de averiguar. Tú pediste tener una relación y yo te dije que te quitaría algo que fuese igual de importante.
-Mi relación con Omar… eso es algo que es tan valioso como mi relación con Manuel.
-Al límite que ni siquiera puedes decidirte entre una y otra. Pero no te preocupes, aun hay cosas que puedes hacer para recuperar a Omar…
-¿De verdad? –Pregunté ansioso- ¿Cómo qué?
-Eso no tienes que pensarlo tú, pero si logras recuperar la amistad de Omar, perderás el amor de Manuel.
-¡¿Qué?! ¡¿Pero por qué?!
-Porque es como una devolución, no puedo permitir que te quedes con ambas. Después de todo, el amor de Manuel es algo que yo te di.
-¿Qué fue exactamente lo que hiciste?!
-Lo que pediste, Manuel está enamorado de ti… y sólo de ti.
-Y a Omar ¿qué pasó con él?
-Destruir su amistad en serio que me causó conflictos, aunque ustedes tuviesen una fuerte pelea volverían a estar juntos. La única forma sería causar una inquietud, algo que no los dejase estar igual que siempre, algo que arruinara su relación por completo y que hiciera que no pudieran volver a ser como antes nunca más. Por eso, hice que Omar también se enamorara de ti, los conflictos que se desencadenarían a continuación provocarían su separación, además que los celos de las personas que aman los separarían también y aunque ustedes siguieran insistiendo en estar juntos, ese sentimiento no los dejaría en paz nunca. Ese fue el precio por obligar a alguien a sentir amor por ti.
-Pero yo… no me imaginé que sería así –me arrodillé ante la enorme balanza- por favor, por favor, que todo sea como antes.
-No es posible regresar el tiempo, ni tampoco borrar las acciones que cometimos en el pasado. Si quieres solucionarlo tendrás que hacerlo por ti mismo. Hasta luego, Saúl.
Desperté, estaba sudando. Bajé de la cama y caminé alrededor del cuarto, tenía que encontrar una solución… la balanza dijo algo acerca de una “devolución” si yo termino con Manuel, quizá recupere la amistad de Omar… pero ¿ambos seguirán enamorados de mí aunque haga eso? Tal vez Manu ya no pero ¿a Omar también se le quitará?
Me quedé dormido de nuevo y no me desperté hasta el día siguiente. Los dos días en que Omar y Manuel fueron suspendidos no hablé mucho con Erika, parecía muy molesta conmigo. Y cuando ambos volvieron no hablé mucho con Omar para que Manuel y Erika no se molestaran conmigo. Omar no se acercaba a mí a menos que fuese necesario, hasta que no lo soportó más…
-Tenemos que hablar –dijo aprovechando que ni Erika ni Manuel habían llegado a la escuela aun.
-Bien, pero no intentes besarme otra vez
-Ok, te prometo que no volveré a intentarlo… a menos que estés de acuerdo.
-No lo estaré.
-Ya veremos.
-¡Deja de hacer eso!
-¿Hacer qué?
-Coquetear…
-¿Coquetear? No estoy coqueteando.
-Claro que sí, te he visto coquetear con chicas desde que íbamos en secundaria y lo haces conmigo ahora.
-No puedo evitarlo, ya te dije que me gustas.
-Yo no te gusto, es sólo una ilusión.
-¿Una ilusión? ¿Piensas que estoy confundido o algo así?
-No exactamente… pero lo que sientes por mí no es amor.
-Explícate.
Le conté a Omar sobre la balanza y le expliqué cuál había sido el precio por mi deseo pero tampoco pareció creerme.
-Entonces, según tú, yo estoy enamorado de ti por culpa de una balanza –dijo incrédulo.
-Sí, es por eso que no debes tomar en cuenta esos sentimientos y estar con Erika.
-Erika no me importa, por favor, déjame hacerte feliz.
Omar tomó mi cara, me hice hacia atrás.
-¿En que quedamos?
-Lo siento, perdón, no te vayas.
-Erika te ama, Omar.
-¿Y tu no? –preguntó poniendo una mirada muy tierna que me hizo sonrojarme.
-Yo te quiero mucho, pero no de la misma forma que ella.
-¿Y a ese tipo sí, verdad?
Eran los celos hablando…
-Sí –dije bajando la cabeza.
-Si lo que me dijiste es verdad, entonces lo que él siente por ti tampoco es amor. Sus sentimientos también fueron creados…
-Pero es diferente…
-¿Es diferente porque tú si lo amas a él? ¿Por eso es diferente?
-No sé…
-Si para el caso es lo mismo. ¡¿Por qué preferirlo entonces?! ¿Qué es lo que tiene él?
-¡Cállate, Omar! No puedo estar contigo si te sigues portando así.
-Es que no te entiendo.
-Yo tampoco, pero… no dejaré que nos separemos, ya encontraré la forma de que estemos juntos.
-¿Lo vas a dejar? –preguntó con una brillante mirada en sus ojos.
-No, si vamos a estar juntos será como amigos, entiende eso.
-Entiendo, entiendo. Pero Erika no nos va a apoyar en esto, ha estado demasiado celosa últimamente y no quiere que hable contigo. ¿Se pelearon?
-No se lo ha dicho –pensé, Erika le había estado ocultando que ya sabía todo.
-¿No se pelearon o sí?
-No, no. Tal vez sólo está algo paranoica.
-Es que antes no era así, es demasiado raro.
-Manu no quiere que te hable, supongo que tendremos que estar así…
-¿Así? ¿A escondidas?
-De otra forma tendríamos problemas con ellos. ¿No crees?
-Sí, pero se me hace ridículo que tengamos que ocultarnos de la gente para poder estar juntos.
-No hay de otra.
-Bueno, si eso es lo que quieres, así lo haremos. Además… suena romántico. Dijo mientras esbozaba su intimidante sonrisa.
-Basta –repliqué de nuevo.
-¿Basta de qué? –dijo haciéndose el desentendido.
Manuel entró y nosotros nos separamos, fui corriendo a saludarlo mientras sentía la mirada de Omar fija en nosotros, traté de distraer a Manu para que no lo notara. Poco a poco fui a acostumbrándome a lidiar con ello… aunque no dejaba de ser una gran molestia. Así pasaron los meses, Omar y yo nos veíamos a escondidas cada que podíamos, él no dejaba de coquetearme y eso no me permitía sentirme a gusto con él, tal como había dicho la balanza. A pesar de eso, todo marchaba bien, Manuel y Erika no parecían sospechar que nos viéramos a escondidas… hasta ese día.
Manuel se fue de viaje ese fin de semana con sus papás, Omar dijo que se había peleado con Erika y nos quedamos de ver en un parque cercano a mi casa. Y ahí estábamos, sentados en una banca disfrutando de un helado de vainilla.
-Voy a terminar con ella –dijo lamiéndose los labios.
-¿Qué? ¿Por qué? –pregunté sorprendido.
-¿Cómo que por qué? Porque me gustas tú.
-Ya te dije que no te gusto.
-Además se está volviendo demasiada posesiva, no la soporto.
-Tú eres igual –dije recordando sus comentarios acerca de Manuel.
-Bueno, pero yo tengo motivos.
-¡Ella también!
-¿A qué te refieres?
-O sea, las mujeres tienen un sexto sentido para estas cosas.
-Se lo voy a decir.
-¿Qué cosa?
-Todo, que te quiero, que nos vemos a escondidas.
-No, no puedes.
-¿Por qué no?
-Porque… ya lo sabe.
-¿En serio? ¿Se lo dijiste?
-No, ella nos vio.
-Mierda… por eso está así.
-Omar, no vale la pena lo que estás haciendo, olvídate de mí.
-No puedo, no me pidas eso.
-No sientes amor por mí, es sólo… otra cosa.
-¡Me choca que sigas poniendo ese estúpido sueño que tuviste como pretexto para no estar conmigo!
-No es eso. De verdad es lo que está pasando.
-Sólo la estoy haciendo sufrir, debe conseguirse a alguien que la ame a ella.
-Omar, no lo hagas…
-Eso es algo que yo elegí, no te entrometas.
Omar se fue. Dí un suspiro y miré hacia el cielo, escuché una voz que me pareció familiar pero no presté atención, me levanté y me fui a mi casa.
Al día siguiente, tomé mis cosas y me fui a la escuela, hacía frío, lo cual era normal porque ya estábamos a Diciembre, había pasado casi un año desde que conocí a Manuel. Había una neblina que no dejaba distinguir muy bien las cosas a mí alrededor, pero en medio de ella vi la figura de Manu caminar hacia mí.
-Te estaba esperando –dijo mientras lloraba.
-Manu ¿Qué pasó? –pregunté preocupado.
-¿Por qué te veías con él a escondidas?
Me quedé perplejo.
-No-no sé de qué hablas…
-¡No mientas Saúl! Sé que te ves con Omar a escondidas.
-Pues si hice eso fue porque tú me prohibiste hablar con él.
-¿Entonces esa es tu excusa? ¿Vas a estar con los dos?
-No, no. Omar y yo somos amigos.
-Sí, claro. ¿Te gustaría que yo saliera a escondidas con Jennifer?
Jennifer… esa voz que había escuchado en el parque era la de ella, nos había visto y se lo había dicho… maldita.
-¿Ella te lo dijo, verdad?
-¡Eso no importa! ¡Respóndeme! ¿Te gustaría que me viera con ella a escondidas?
-No, obviamente no, pero… esto es distinto.
-¡No es distinto! Lo único que estás haciendo es darle alas a Omar.
-No, no, él sabe que yo sólo quiero ser su amigo.
-Lo siento pero si quieres estar conmigo tendrás que decidir. Él o yo.
-Manu, no me hagas esto…
-Eso me dice todo, adiós, Saúl. Que seas muy feliz con tu amiguito.
Manuel siguió caminando hacia la prepa, yo me senté en una banca y me quedé ahí unos minutos, la neblina s volvió más densa, no veía quienes pasaban hacia la prepa pero ya era algo tarde y la mayoría ya habían entrado.
-Así que aquí estabas –dijo Erika.
-¿Erika? ¿Qué haces aquí?
Me levanté de la banca y me acerqué a ella. Llevaba un hermoso abrigo para protegerse del frío, el cabello recogido y las manos dentro de los bolsillos.
-Omar cortó conmigo ayer.
-Lo-lo siento mucho.
-Y Jennifer me dijo que los vio…
-Es una mentirosa, tú no…


Última edición por Machucarules el Sáb 2 Mayo - 22:21, editado 2 veces
Machucarules
Machucarules
HOKAGE
HOKAGE

Cantidad de envíos : 333
Edad : 29
Localización : Ciudad de Clow,Machucalandia
Fecha de inscripción : 23/02/2008

http://www.fotolog.com/machucarules

Volver arriba Ir abajo

El Deseo (Capítulo 3) [End] Empty Re: El Deseo (Capítulo 3) [End]

Mensaje por Machucarules Sáb 25 Abr - 22:08

-Te odio, arruinaste mi relación con la persona que más he amado en mi vida y todo por un simple capricho tuyo…
-No, espera, sabes que yo no pude hacer nada.
-¡Sí pudiste! ¡Pudiste dejar de verlo, pudiste alejarte y no lo hiciste!
-Es mi amigo.
-No te lo perdonaré.
Después de decirlo se acercó a mí. Retrocedí un paso, estaba asustado, como nunca en la vida, pero dentro de mí, sabía que en cierta forma, me lo merecía… volvió a acercarse, metió la mano en el bolsillo de su abrigo y sacó una pistola con silenciador. Tenía un color negro que resaltaba entre lo gris de la neblina. Volví a retroceder, entonces sentí el tronco del árbol en mi espalda, toqué el árbol con mis manos y miré fijamente el arma, luego levanté la vista hacia su mirada que se mantenía fija en mí.
-Por favor, detente –dije, en un intento por hacer que reaccionara, aunque no esperaba que lo hiciera, ya que ni siquiera yo me había detenido cuando debí hacerlo.
-Es un poco tarde para decirlo ¿no lo crees? –respondió sin dejar de apuntarme.
De hecho lo era, era demasiado tarde… cerré los ojos, sólo escuché el leve sonido del arma provocada por el silenciador cuando me disparó. Caí al suelo deslizándome por el tronco del árbol, quedé sentado en el piso, volví a abrir los ojos, sentía un fuerte dolor en mi abdomen, me toqué la herida con la mano derecha, la levanté y vi las yemas de mis dedos rojas a causa de la sangre, mi mano temblaba… la bajé y miré el parque boquiabierto. Quizá estaba agonizando pero me pareció ver mi silueta y la de Omar, también la de Erika y obviamente la de Manuel… mis ojos se cerraron.
Estaba en esa habitación de nuevo, toqué mi herida pero ya no había ninguna.
-¿De nuevo aquí? –dijo la voz burlándose.
-No pude detenerte –respondí.
-En realidad no hiciste mucho para hacerlo. Sabes que tienes un deseo, ¿no es así?
-Sí –dije en seco.
-¿Quieres que salve tu vida? Recuerda que tiene un precio.
El papel cayó del cielo, el lápiz apareció en mi mano y comencé a escribir.
-En realidad no, tengo otro deseo…
Puse el papel en el plato y este volvió a bajar al suelo rápidamente.
-Ya te dije que eso no es posible –respondió la balanza.
-Sí lo es, no es posible volver el tiempo atrás, ni tampoco corregir las cosas que hemos hecho en el pasado… pero si podemos soñar, “que todo lo que haya visto hasta ahora sea sólo un sueño” ese es mi deseo.
-No cabe duda que eres inteligente, nunca antes alguien me había pedido algo así… entonces lo haré, adiós, Saúl.
La rosa cayó en mis manos. Luego mi mano izquierda comenzó a vibrar, “Skater Boy” se escuchó, desperté, estaba en mi cama. Levanté la sábana rápido y di algunos saltos, pero no vi la rosa por ningún lado. Me paré y revisé el calendario, estábamos en Marzo.
-Lo soñé… ¿lo soñé todo enserio?
Me arreglé y me fui a la prepa, ese día, recibí el ataque de Manuel de nuevo. Omar fue a consolarme y Erika nos platicó lo que había visto al llegar al salón. Todo tal cual como había sucedido en mi sueño. Estaba algo asustado, si todo había sido un sueño ¿Cómo es que las cosas estaban pasando igual? Cuestionamos a Francisco y supimos que Jennifer había inventado todo, Manuel se cambió de lugar y nos llevamos mal el resto del semestre. Esperé con ansias el día en que todos nos despedimos, Cecy me manchó de Carlos V otra vez, fui al baño a limpiarme y encontré a Manuel observándome de nuevo, me puse muy nervioso y me di la vuelta para enfrentarlo.
-Oye… quiero disculparme –dijo muy serio- Francisco me explicó todo y ya sé que fue Jennifer quien lo inventó todo, perdón por tratarte así.
-No, no hay problema.
Manuel me abrazó.
-Mi papá consiguió un trabajo en otra parte y nos vamos a cambiar, así que ya no tendrás que soportarme.
-¿Te vas a mudar? –pregunté sorprendido.
-Sí, es en otro estado así que… hay pocas probabilidades de que nos volvamos a ver.
-Sí, lo sé –dije resignándome.
-Adiós, Saúl, fue un placer conocerte.
Eso si no me lo esperaba, Manu se fue. Cuando llegué a casa, mi mamá estaba limpiando debajo de mi cama y encontró una rosa hermosa debajo de ella. Le dije que la había cortado para ella y que la conservara. Estaba muy sorprendido, no había sido un sueño después de todo, pero la rosa aun no estaba marchita, entonces ¿Cuál sería el precio? Esa noche tuve un sueño muy extraño, me vi a mi mismo en diferentes etapas de mi vida, rodeado de personas, familia, amigos y de Omar. Erika y Manuel ya no estaban ahí, pero Omar estaba presente en todas y después de verme en la facultad, comenzó a aparecer un hombre joven siempre junto a mí. Al final vi mi tumba y a Omar y ese hombre y muchas otras personas alrededor de ella. Al día siguiente le platiqué mi sueño a Omar, quien solo me dijo que estaba loco y se burló. Erika y Omar rompieron durante el verano, ella se volvió demasiado posesiva, según él. Terminamos la preparatoria y entramos a la facultad y seguimos viéndonos a pesar de casi no tener tiempo. Nunca más volví a ver a Manuel, pero ya no me importó porque luego conocí a Mario… pero esa es otra historia. En cuanto a Omar… pues en pocas palabras… él siempre estuvo ahí… siempre. Y la rosa… sigo esperando a que se marchite, pero creo que no podré verla así.
Machucarules
Machucarules
HOKAGE
HOKAGE

Cantidad de envíos : 333
Edad : 29
Localización : Ciudad de Clow,Machucalandia
Fecha de inscripción : 23/02/2008

http://www.fotolog.com/machucarules

Volver arriba Ir abajo

El Deseo (Capítulo 3) [End] Empty Re: El Deseo (Capítulo 3) [End]

Mensaje por Gaara Sáb 25 Abr - 23:39

Esta historia si me gusto ^^

estuvo gay... si gay gay pero tambien gay gay

jajaja bueeenoo

ya me largo0

sayo0naraaaaaaaaaaaaaaaaa

_________________
El Deseo (Capítulo 3) [End] LucyMarianoFinal
Si vez a Machuca... Matalo!!! Very Happy
Gaara
Gaara
Kazekage
Kazekage

Cantidad de envíos : 287
Edad : 30
Localización : en mi casa... donde mas??
Fecha de inscripción : 17/02/2008

https://grupot.forospanish.com

Volver arriba Ir abajo

El Deseo (Capítulo 3) [End] Empty Re: El Deseo (Capítulo 3) [End]

Mensaje por pako_tigres Dom 26 Abr - 0:44

estuvo shida me gusto
Smile esta gay
pero como kiera
me recordo a "la rosa de guadalupe"
jaja ke gay eres y mario es de vdd pero con otro
nombre ? o.O

pako_tigres
Jounin
Jounin

Cantidad de envíos : 128
Edad : 29
Localización : en mi kasa
Fecha de inscripción : 11/09/2008

Volver arriba Ir abajo

El Deseo (Capítulo 3) [End] Empty Re: El Deseo (Capítulo 3) [End]

Mensaje por Machucarules Dom 26 Abr - 14:15

No¬¬
Machucarules
Machucarules
HOKAGE
HOKAGE

Cantidad de envíos : 333
Edad : 29
Localización : Ciudad de Clow,Machucalandia
Fecha de inscripción : 23/02/2008

http://www.fotolog.com/machucarules

Volver arriba Ir abajo

El Deseo (Capítulo 3) [End] Empty Re: El Deseo (Capítulo 3) [End]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.