El Problema del Mal Ep.1 Capítulo #1

Ir abajo

El Problema del Mal Ep.1 Capítulo #1

Mensaje por Machucarules el Sáb 3 Oct - 20:58

Carla se recargó en la antena metálica de aquella clínica, la cual era un enorme edificio color beige con un emblema en la parte superior izquierda que consistía en un águila que protegía con sus alas a una mujer con su bebé en brazos, bajo esto se leía “IMSS”, todo encerrado en un cuadro color verde. Frente a la clínica se encontraba una estación del metro y alrededor había más construcciones citadinas. Las personas se paseaban por aquí y por allá, los estudiantes caminaban sonrientes con sus mochilas a cuestas, los adultos tomaban de la mano a sus parejas al cruzar la avenida, el tráfico era fluido, los padres tomaban a sus hijos, los acariciaban, cuidaban, mimaban y su amor hacia ellos era más que evidente.
Carla: Que mundo tan…
Carla alzó su brazo derecho en el cielo, todo se tiñó de color rojo, pero las personas permanecían en su mundo, continuando con sus vidas ordinarias. Entonces, aquel tinte rojo se unió en una pequeña esfera traslúcida que se mantuvo flotando sobre la mano derecha de Carla.
Carlas: …asqueroso…
Su brazo se movió hacia delante y la esfera se digirió en forma de espiral hacia la avenida y de pronto, una enorme explosión desintegró todo lo existente en kilómetros… nadie tuvo tiempo de gritar, ni de despedirse. Ahora Carla flotaba en el cielo, miraba su obra indiferentemente mientras una lágrima corría por su mejilla y luego caía de su rostro hacia la tierra, ahora desierta y oscura…

Episodio 1: GÉNESIS
Capítulo #1: “Llamado Divino”
Sus ojos se abrieron inmediatamente y su cuerpo dio un salto que casi la hizo salir volando de la cama, su pecho se movía de arriba hacia abajo rápidamente, estaba muy exaltada pero al mismo tiempo aliviada al darse cuenta que se trataba de una pesadilla… otra vez.
Carla puso una mano en su pecho y trató de calmarse. Su esposo despertó debido a los movimientos que había provocado, abrió sus ojos lo más que pudo y se sentó usando una almohada de respaldo.
Alex: ¿Qué pasa, amor, otra vez soñaste feo?
Carla: Sí, fue esa pesadilla de nuevo… está comenzando a asustarme
Alex: Son solo juegos del inconsciente, Carla. Vuelve a dormirte.
Carla: Ya hasta me da miedo dormir, he tenido ese sueño unas 8 veces en lo que va del mes.
Alex: Ya te dije que solo fue un sueño…
Carla: Y ya te dije que no es normal. Mejor voy a leer la biblia un momento, eso me ayuda a relajarme.
Alex: No te ayuda realmente, simplemente te autosugestionas creyendo que “Dios” te está ayudando a dormir, pero en realidad eres tú misma, no entiendo cómo es que no te das cuenta de eso.
Carla: ¡Y yo no entiendo cómo es que siempre tienes que destruir las ilusiones de las personas con tus suposiciones científicas!
Alex: No quiero discutir a estas horas de la madrugada, has lo que quieras.
Alex volvió a acostarse y se cubrió totalmente con una manta, Carla se levantó algo molesta de la cama, llevaba puesta una bata color rosa y su cabello estaba despeinado. Bajó las escaleras hasta llegar a la sala, donde se encontraba una biblia de bolsillo sobre una mesita, tenía un listón rojo en medio de sus páginas el cual usaba de separador. La mujer abrió la biblia donde el listón indicaba y se encontró en el Apocalipsis, fijó extrañamente su vista en el versículo 9 de esa página y comenzó a leer.
Carla: “Sé que sufres y eres pobre, sin embargo eres rico. Sé como te calumnian los que pretenden ser judíos y no lo son, pues tu sinagoga es la de Satanás. No tengas miedo por lo que vas a padecer. El diablo meterá a algunos de ustedes en la cárcel para ponerlos a prueba. Serán diez días de prueba. Permanecer fiel hasta la muerte y te daré la corona de la vida. El que tenga oídos, escuche este mensaje del Espíritu a las Iglesias: ‘El vencedor no tiene nada que temer de la segunda muerte’.”
Una enorme ventisca de aire se coló por una ventana abierta y las páginas de la biblia se movieron rápidamente hacia atrás, Carla la dejó sobre la mesita y se dirigió a cerrar la ventana, al lograrlo, las lámparas comenzaron a encender y apagarse y Carla sintió como los bellos de su brazo derecho se erizaban lentamente, había alguien a su lado, escuchaba su respiración, su caliente respiración… sentía que iba a hacerle daño, sentía que quería asfixiarla, cortarle el cuello tal vez… quería voltear y ver pero su miedo no le permitía hacerlo, entonces observó la biblia de nuevo, la cual le mostraba ahora el Génesis, Carla hizo un esfuerzo por alcanzar a ver las letras desde donde estaba pues sentía que aquel ser no la dejaba moverse. Por alguna razón, podía ver las letras claramente y leyó…
Carla: “Dijo Dios: <<Haya luz>>, y hubo luz. Dios vio que la luz era buena, y separó la luz de las tinieblas.”
Las luces se quedaron encendidas y la horrible sensación que invadía a Carla desapareció, cayó de rodillas al suelo y se preguntó si había imaginado aquello. Entonces corrió hacia la biblia y la abrazó sonriendo.
Carla: Gracias… por todo lo que me has dado y por ayudarme a protegerlo… y protegerme.
Carla vio una foto familiar sobre la mesita. En esta estaban ella, sentada en un sofá rojo con una cara sonriente; su esposo detrás de ella, apoyando sus manos en el respaldo de la silla, con una cara seria pero una mirada de hombre protector; y a su lado estaban sus dos hijas, niñas aun, de 7 y 6 años, sonriendo inocentemente.
Carla: Me diste una hermosa familia… a Alex le parezco ridícula la mayor parte del tiempo por hacer este tipo de cosas pero, no me importa… además él me ama y yo lo amo a él, nunca ha creído estas cosas… o al menos no en lo que tengo de conocerlo, pero después de todo, él es un científico y así es como son ellos, ¿no? Bueno eso no importa, lo que me da más gusto son mis hijas, en la tarde festejaremos a Hilda por su séptimo cumpleaños, espero que Flor no se ponga celosa de sus regalos…
Alex gritó desde la planta alta.
Alex: ¿Carla, estás hablando con la biblia de nuevo?
Carla: No estoy hablando con la biblia, estoy hablando con Dios¬¬
Alex: Peor aun, siquiera la biblia existe…
Carla: Osh! Mejor me voy a acostar.
Carla acomodó la biblia en la mesita, se persignó y subió las escaleras.

Alonso se dejó caer en su sillón, miraba su reloj constantemente, parecía desesperado. Una mujer de un largo cabello castaño, ojos ennegrecidos por una sombra oscura, labios negros y ropa gótica entró por la puerta, llevaba en sus manos una copa con alguna bebida alcohólica, la cual Alonso tomó.
Alonso: Rosalinda, ¿qué tal tu hermana?
Rosalinda: Jessica está en cautiverio, como lo ordenó, señor
Alonso: Espero que se haya llevado sus libritos esos de los vampiros para entretenerse… ya que estará ahí hasta que muera
Rosalinda: Ups, creo que olvidé dárselos
Alonso: Que pena… ¿y los demás?
Rosalinda: Mis compañeros están descansando ahora, quieren estar totalmente llenos de energías para esta tarde… será una gran fiesta ¿no?
Alonso: No veo que llegue la hora… sin embargo falta muy poco…
Rosalinda: Parece que ni siquiera puede dormir de lo ansioso que está, lo entiendo, yo también lo estoy, sólo que me interesa saber… ¿cuánto me pagará por esto?
Alonso: Vaya, tu siempre tan avariciosa. Era de esperarse de “Avaricia”, supongo.
Rosalinda: Me da la impresión de que usted olvida que después de todo yo soy… un pecado capital.
Alonso: Tienes razón, a veces lo olvido, pero no te preocupes por eso, te pagaré muy bien… todo con tal de obtener lo que busco.

Pilar: ¡Changado, a ver a que horas me abres, anciana! (Zorrinner: Ah, zorra! Quieres que te abra? xD) ash, la puerta u.u’
Carla despertó, era la 1 de la tarde, Alex ya no estaba en cama y los pasos de las niñas se escuchaban por toda la casa.
Carla: ¡Me quedé dormida!
Pilar: ¡ANCIANA!
Carla: ¡ya voy!
Pilar: Sí, aaaaaaaaay vienes
Carla se puso una blusa, un pantalón y unos tenis blancos, corrió a abrirle la puerta a Pilar, la cual llevaba muchos regalos en las manos y algunos globos.
Pilar: ¿Te acabas de despertar?¬¬
Carla: Sí, es que anoche me desvelé… ¿globos? Creí que no te gustaban los globos.
Pilar: Pues a mi no, pero son para Hilda, ¿dónde está la pitufa esa?^^
Carla: Supongo que está arriba jugando con Flor.
Pilar pasó y de las escaleras bajó Hilda a toda velocidad, corrió a abrazar a su tía y a ver sus regalos.
Hilda: Puedo abrirlos?*o*
Pilar: No, todavía no… (Zorrinner: Hasta que tengas edad Razz) ash, habla de los regalos (Zorrinner: Yo hablo de su “regalito”, anda ábranlos… yo sé que quieren abrirlos!!!) Basta!
Carla e Hilda: O.o
Pilar: ^^’
Carla: Trajiste demasiados regalos
Pilar: Todo para mi sobrina favorita…
Flor: Y yo no soy tu sobrina favorita? D:
Pilar: Tu eres mi porquería favorita^^
Flor: Bueno… oye! D:
Pilar: ¿Y mi puto?
Carla: Cállate, te he dicho que no digas maldiciones frente a las niñas¬¬
Pilar: Digo… ¿mi hermano? El tipo, ese con el que te casaste… ¿cómo se llama?
Carla: Alex¬¬
Pilar: ¡Ándale! Ese güey, Aletz ¿dónde está?
Carla: Supongo que trabajando pero dijo que regresaría para la fiesta
La puerta de la casa se abrió y Alex entró.
Alex: ¡Carla! ¿Qué haces vestida así? Los invitados no tardan en llegar.
Pilar: Lo bueno que las niñas ya se visten solitas y todo…
Carla: Es que me quedé dormida, atiéndalos ustedes mientras yo me arreglo
Alex: Ya estuvo que te perdiste la fiesta…
Carla: ¡Claro que no! Puedo arreglarme rápido¬¬
Alex: Te apuesto $100 a que se tarda 2 horas
Pilar: $500 a que se tarda más
Alex: Sobres, carnala
Carla: ¬¬’
Alguien tocó la puerta y Carla subió corriendo las escaleras.
Pilar: Yo abro (Zorrinner: Sí!) la puerta¬¬
Pilar abrió la puerta y Connie, Juanga y Alma Rosa entraron con sus respectivos hijos a la casa.
Connie: ¿Cómo estás mi amor? ¡Qué tiempo…Cuánto gusto!^^ ¿Y dónde está la…? El regalo lo pongo en… ¿puedo agarrar un refresquito?
Connie le dio un beso a Pilar en cada mejilla y esta sólo pudo expresar sus sentimientos con una horrenda cara de asco.
Juanga: Qué onda, Pilar, ¿Cómo ha estado? Sabe, estuve investigando la etimología de la palabra “pilar” y creo que es tan compleja que tendré que escribirle todo un libro…
Pilar: Sí, sí, felicidades^^
Juanga: Alex, ¿qué cree? Fui a Madrid y ya le agregué otra piedrita a mi fuente
Alex: Una piedra de Madrid… y ¿fue a alguna corrida de toros o…?
Juagna: No, nomás fui por la piedra^^
Alma: Seguro le presume su fuente a todos sus amantes gays…
Pilar: No creo que tenga amantes gays y no precisamente porque no sea gay, sino porque…
Alma: …es demasiado patético hasta para un hombre ._.
Pilar: Etzacto^^
La gente seguía llegando y a las afueras de la casa, 7 personas esperaban dentro de una camioneta, llevaban trajes y lentes oscuros, las mujeres falda y los hombres, camisas con corbata. Rosalinda tomó su celular.
Rosalinda: Señor, ya estamos aquí pero hay demasiada gente
Alonso: ¿Y?
Rosalinda: ¿Qué hacemos con todos ellos, señor?
Alonso: No me importa lo que tengan que hacer, sólo quiero lo que les pedí… no me interesa que pase con los demás.
Rosalinda: Bien.
Rosalinda colgó y se dirigió a sus compañeros.
Rosalinda: Dice que sólo le importa que le llevemos el encargo, no importa bajo que medios
Pepe: Lo sabía^^… pero si vamos a deshacernos de alguien, yo tengo que dar el primer golpe, ya lo saben.
Pipe: Si Orgullo da el primero golpe… yo puedo dar la primera mordida?
Rosalinda; Sí, Gula, puedes hacerlo¬¬
Chucky: Matar… tengo tantas ganas de matar, quizá eso calme este enojo que siento… pero si alguno de ustedes se mete en mi camino, no respondo, bola de idiotas.
Vero: Puedo llevarme a uno? Sólo para satisfacer mis necesidades, después lo mataré, lo prometo.
Rosalinda: No, Lujuria, no puedes, esto es algo importante y no podemos permitir que algo salga mal.
Vero: ¡Bah!
Fresa: Pero yo también quiero matar, ¿por qué nada más ustedes? Yo puedo matar a muchísimos más que todos ustedes juntos y… yo quiero matar más >.<
Rosalinda: Primero despierta a Pereza y después veremos quien mata más, Envidia.
Fresa: ¡Pereza! Despierta, ya es hora, fíjate
Nora: Haber muchachos… entonces entramos, matamos y qué? (bostezo)
Rosalinda: Tomamos lo que el señor quiere…

Dentro de la casa, los niños corrían de un lado a otro, Connie fastidiaba a los adultos con su “coherencia”, pero Hilda y Flor se mantenían con la mirada fija en la puerta. Sus ojos habían dejado de ser los de dos simples niñas.
Hilda: Han llegado
Flor: Están afuera
Hilda: En cuanto Mamá baje, comenzaremos
Flor: …Sí
Carla bajó las escaleras con mucha prisa y vio a sus dos niñas paradas en frente de ellas.
Carla: ¿Qué les pasa? ¿Las regañó su Papá? No se preocupen, enseguida lo reprenderé por fastidiarlas en un día así…
Carla dio unos pasos después de haber bajado las escaleras por completo, entonces notó que la puerta del sótano, que se encontraba a su izquierda, estaba abierta.
Carla: ¿Niñas, por qué está…?
De pronto, Hilda empujó a su madre y esta se fue hacia atrás, dando pasos torpes y terminando tropezando con sus tacones. Se golpeó varias veces mientras caía por las escaleras del sótano, hasta que llegó al descanso de las escaleras, donde se golpeó la espalda fuertemente con la pared, haciendo que esta se tambaleara y una tabla vieja que sostenía algunas cajas cayó encima de ella, golpeándola en la cabeza. Lo último que pudo distinguir en la oscuridad de la habitación fue a sus hijas mirándola desde arriba, con las caras más serias que ella les había visto y enseguida, cerraron la puerta, dejándola totalmente a oscuras, hasta que sus ojos se cerraron.
Alex escuchó algunos ruidos extraños y se acercó a averiguar lo qué los había causado.
Alex: ¿Niñas qué pasó?
Hilda: Nada, Flor ven…
Hilda tomó a Flor de la mano y se la llevó a la cocina.
Alex: E-esperen…
La puerta principal se abrió y 3 mujeres, 3 hombres y una cosa entraron a la casa mirando hacia todas direcciones.
Alex: Disculpen, ¿los conozco?
Vero: A un lado, guapo.
Vero apuntó con sus 5 dedos a Alex y éste sintió como su pecho le ardía como si lo hubiesen quemado con carbón ardiendo, su camisa se rasgó en 5 líneas y su cuerpo se elevó en el aire estrellándose en la pared.
Vero: Que sexy…
El grupo caminó hasta la sala donde se encontraron con todos los demás invitados, quienes los miraron extrañados. Rosalinda dio un paso al frente mientras Nora bostezaba.
Rosalinda: No vale la pena proteger a nadie
Un niño que corría por la habitación derramó su jugo en el pantalón de Rosalinda. Rosalinda: ¡Imbécil! ¡¿Tienes idea de lo que me costó este pantalón?!
La mujer miró al niño fijamente y al instante, éste salió suspendido en el aire y fue a estrellarse contra la mesa de los regalos. Los adultos se levantaron de sus asientos y los niños comenzaron a llorar y a volver a los brazos de sus padres.
Alma: ¡Qué te pasa! ¡¿Por qué le hiciste eso a mi hijo?!
Rosalinda: Igual de imbécil que la criatura…
Alma se elevó en el aire hasta el techo de la habitación, Rosalinda miró el palo de la piñata, éste se elevó también y comenzó a golpear a la mujer en el rostro, Alma hizo esfuerzos por protegerse pero el palo seguía golpeándola mientras los 6 acompañantes de Rosalinda cantaban…
Pepe: Dale, dale, dale, no pierdas el tino, porque si lo pierdes…
Juanga cargó a su hijo y corrió.
Juanga: Tenemos que salir de aquí…
Pipe dio un salto y de una mordida, le arrancó el brazo izquierdo al hombre y una pierna a su pequeño hijo.
Juanga: AAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHH!!!
Pipe: Los cobardes son los que saben mejor…
Pipe se les subió encima y los demás solo pudieron ver la sangre saliendo disparada y manchando la pared. Alma estaba totalmente golpeada, con la cara desfigurada y moribunda.
Rosalinda: Me aburrí…
El palo se rompió en dos y uno de los trozos clavó a la mujer del abdomen en el techo, mientras que el otro atravesó el enorme estómago de Connie quien intentaba huir. Varios niños pasaron rozando a Chucky y corrieron hacia la entrada.
Chucky: Como odio… ¡¡¡a los niños!!!
Chucky miró con rabia a los pequeños que corrían para salvarse, entonces las cosas alrededor de ellos comenzaron a explotar, hasta que el cuerpo de uno de ellos voló en mil pedazos, luego lo mismo pasó con los demás. Pilar salió detrás de un sillón, con lágrimas en los ojos y un bate de béisbol en la mano, con el que golpeó a Pepe en la cabeza, el cual estaba distraído mirando la masacre de Chucky, entonces volteó con toda calma aunque se le veía algo enojado, miró a Pilar de arriba hacia abajo con asco, la chica sólo permanecía con la boca abierta, con los brazos hacia arriba, aun sosteniendo el bate que ahora estaba partido por la mitad.
Pepe: ¡NO VUELVAS A TOCARME, ESCORIA!
Pepe picó a Pilar con su dedo y esta salió volando por una ventana que daba al jardín. Todos centraron su atención en él después de su grito.
Pepe: ¿Qué? ya saben que no me gusta que me toque la prole…
El cuarto ahora estaba en silencio, no había nadie con vida ahí, entonces una voz clara y dulce se escuchó en la cocina.
Flor: ¡Espera! Quiero saber si Papá está…
Rosalinda: ¡En la cocina!
Todos se dirigieron a la cocina, ahí encontraron a las dos niñas, la que parecía ser la más grande de edad, tenía un cuchillo en sus manos y sostenía la muñeca de su hermanita.
Flor: ¡espera!
Hilda: No…
Hilda soltó el cuchillo, tomó a su hermana de la mano y corrió hacia una puerta blanca que había al fondo de la habitación. Rosalinda sonrió y entonces, ambas niñas flotaron.
Rosalinda: No se asusten, pequeñas, vamos a llevarlas a un lugar muy especial…
Alex: ¡Tú no las vas a llevar a ningún pinche lado, perra!
Alex se acercó a Rosalinda corriendo con uno de los trozos del palo de la piñata en la mano, entonces Nora bostezó cubriéndose la boca con su mano, luego la abrió apuntando a Alex y éste comenzó a arder en llamas completamente.
Alex: ¡AAAARRRRGHHHHH! ¡NOOOOOOOOO! ¡AAAAAAH!
Nora: Haber, muchacho, no nos interrumpa^^
Flor: ¡¡¡Papá!!! ¡Papito!
La niña comenzó a llorar mientras Hilda trataba de acercarse a la puerta, pero no conseguía moverse estando en el aire, sostenida por esa extraña fuerza.
Rosalinda: Envidia, has lo tuyo
El Fresa levantó su mano apuntando a las niñas, los ojos de los tres se pusieron en blanco, las niñas dieron unos cuantos gritos y entonces se quedaron profundamente dormidas.
Pepe: ¿Qué les hiciste?
Fresa: Sólo les conté una historia para dormir… pero creo que fue demasiado para ellas…
Pepe: ¿eran las protagonistas, verdad?
Fresa: Claro^^
Las niñas cayeron en los brazos de Chucky.
Chucky: ¿Por qué debo llevármelas yo?
Rosalinda: Orgullo les tiene repugnancia, Pereza apenas se sostiene a si misma, yo no quiero ensuciar más mi traje y los demás son muy débiles…
Chucky: ¿Qué hay de Gula?
Rosalinda: ¿Quieres que el amo te mate cuando le digas que se las diste a Gula y las devoró?
Chucky: Maldita zorra¬¬
Rosalinda tomó unos cuchillos y los encajó en lasmanos y piernas de Alma para que quedara bien sostenida, entonces los 7 salieron de ahí y subieron a su camioneta, luego se marcharon. Carla abrió sus ojos, se levantó como pudo, pues todo el cuerpo le dolía, sobretodo la cabeza, subió las escaleras lentamente y salió del sótano. Al abrir la puerta se encontró con el tenis de un niño que tenía dentro un pie. Carla cubrió su boca con sus manos y miró horrorizada el miembro, luego su casa, con manchas de sangre en las paredes, siguió caminando, cosa de la que se arrepentiría inmediatamente, al ver el cuerpo de Alma clavado en el techo y a Connie tirada en medio de la sala, en un rincón había mucho más sangre que en otros sitios y unos cuantos huesos amontonados. Siguió hasta la cocina, caminaba lento y seguía sin descubrirse la boca, al entrar inmediatamente vio un cuerpo calcinado tirado en el piso y Carla soltó un leve gemido de dolor para después arrodillarse a su lado, a pesar del horrendo estado en el que se encontraba, Carla reconoció a su esposo.
Carla: A-Alex…
Alex: Se-se las llevaron… no pude… protegerlas… las niñas…
Carla: ¡¿Las niñas?! ¡¿Quién las tiene?!
Alex: Perdóname, Carla… te amo…
Alex cerró sus ojos y entonces dejó de hacer cualquier mínimo movimiento. Carla soltó un fuerte grito y lloró abrazando aquel cuerpo caliente que le había pertenecido a su esposo en vida.
El funeral había terminado, Carla regresaba a su casa después de haber contestado las preguntas de la policía y pasar todos esos malos ratos mientras intentaban encontrarla culpable. Puso la vasija que contenía las cenizas de su esposo a un lado de la mesita donde se encontraba la biblia, con la portada manchada con sangre.
Pilar: Demonios, olvidé limpiar eso…
Carla: Pily, no te hubieras molestado, además necesitas descansar
Pilar: Ya me siento mejor, sólo me encajé un pedazo de vidrio en la espalda.
Carla: Que no se te vaya a abrir la herida
Pilar: No, no, soy doctora, ¿recuerdas? Ya estoy bien…
Cara miró su casa, que ya estaba tal como antes de aquel incidente, pero aun así, a su mente llegaban flashbacks con las paredes llenas de sangre y cuerpos mutilados en el suelo, Alma en el techo, Connie sobre la alfombra…
Pilar: ¡Carla! ¿Me estás escuchando?
Carla: No, no, perdón… estaba distraída
Carla miró la biblia junto a las cenizas de Alex y una furiosa rabia la invadió, tomó la biblia y la lanzó a un espejo que tenía frente a ella, el cual colgaba de la pared y se destruyó al ser tocado por el libro.
Pilar: ¿qué te pasa?
Carla: Todos eso… es una porquería, Dios no puede… si de verdad existe Él no podría… ¡dejar que esto suceda!
Paco: Bueno, tampoco es que Él lo haya elegido…
Carla y Pilar se dieron media vuelta para ver a la persona que hablaba, detrás de ellas había 2 hombres, uno era rubio de cabello rizado y el otro moreno, con el cabello liso.
Beto: Carla, hemos venido por ti
Carla: ¿Son de la policía, otra vez?
Paco: Jaja, claro que no, somos los Divinos
Pilar: ¿Divinos?
Beto: Sí y Carla ha sido llamada para formar parte de nosotros
Carla: ¿Ah sí? ¿Y llamada por quién?
Paco: Por Dios…


Última edición por Machucarules el Dom 18 Oct - 15:41, editado 1 vez
avatar
Machucarules
HOKAGE
HOKAGE

Cantidad de envíos : 333
Edad : 26
Localización : Ciudad de Clow,Machucalandia
Fecha de inscripción : 23/02/2008

Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/machucarules

Volver arriba Ir abajo

Re: El Problema del Mal Ep.1 Capítulo #1

Mensaje por pako_tigres el Mar 6 Oct - 22:08

awww esta gay
pero te falto describirme mejor moreno, pelo liso, guapo, buen fisico, chikito papa, aww me enamore de nuevo de *.* xD
ok no

pako_tigres
Jounin
Jounin

Cantidad de envíos : 128
Edad : 26
Localización : en mi kasa
Fecha de inscripción : 11/09/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Problema del Mal Ep.1 Capítulo #1

Mensaje por alejandro el Jue 22 Oct - 22:19

me gusta la historia, muy rara, pero chida

alejandro
Estudiante
Estudiante

Cantidad de envíos : 16
Edad : 26
Localización : monterrey
Fecha de inscripción : 09/01/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Problema del Mal Ep.1 Capítulo #1

Mensaje por Carla el Sáb 24 Oct - 0:16

shock: Ay me gusto .... pero..... no se..... me asusto un poco la masacre..... o sea .... no se .... demasiado detallista.... pero supongo ke bien......
DE AHI EN FUERA ME GUSTO JEJE!!! : Surprised

Carla
Estudiante
Estudiante

Cantidad de envíos : 11
Fecha de inscripción : 15/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Problema del Mal Ep.1 Capítulo #1

Mensaje por alejandro el Dom 25 Oct - 12:42

PORQ TENIA QUE MORIR QUEMADO?
PORQ TODAVIA ESTABA VIVO CUANDO LLEGO CARLA SINTIENDO LAS QUEMADURAS EN MI CUERPO?
PORQ TE GUSTA IMAGINARME SUFRIR? Sad

alejandro
Estudiante
Estudiante

Cantidad de envíos : 16
Edad : 26
Localización : monterrey
Fecha de inscripción : 09/01/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Problema del Mal Ep.1 Capítulo #1

Mensaje por Machucarules el Mar 27 Oct - 0:52

Porque...
avatar
Machucarules
HOKAGE
HOKAGE

Cantidad de envíos : 333
Edad : 26
Localización : Ciudad de Clow,Machucalandia
Fecha de inscripción : 23/02/2008

Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/machucarules

Volver arriba Ir abajo

Re: El Problema del Mal Ep.1 Capítulo #1

Mensaje por juny_gogo58 el Sáb 23 Ene - 15:44

Por Dios?? XD haha chaaaaaale.., oye! mashuka jaja esta bn chiiida =D jaja luego continuaré leyendola ^.^

juny_gogo58
Chunin
Chunin

Cantidad de envíos : 77
Fecha de inscripción : 11/03/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Problema del Mal Ep.1 Capítulo #1

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.